Una prórroga que es una angustia

Vía Hortaleza Periódico Vecinal.

Una prórroga que es una angustia

El barrio de la UVA de Hortaleza las alegrías son escasas. Desde que se construyera en 1963, la mayoría de sus vecinos todavía no han podido celebrar el realojo que les prometieron cuando llegaron a unos barracones provisionales que, cinco décadas después, siguen en pie. Y cuando el realojo por suerte llega, la alegría de unos es la desesperanza de otros.

Después de innumerables retrasos y plazos incumplidos, las tres nuevas torres levantadas por el IVIMA en la calle Mar de las Antillas empezarán a alojar, a final de verano, a 108 familias de las antiguas viviendas de la UVA de Hortaleza.

Tras las mudanzas, los viejos bloques serán derrribados. La mayoría de las viviendas estarán entonces vacías, pero no todas: al menos cinco familias sin derecho a realojo y con menores a su cargo perderán su único techo. Si nada lo impide, en pocas semanas la piqueta les dejará en la calle.

Sin alternativa

La Oficina de Apoyo Mutuo de Manoteras (OFIAM) reclamó el pasado mes de marzo durante una reunión con la gerente del IVIMA, Ana Gomendio, una solución habitacional para estas familias. Desde el organismo público de la vivienda prometieron estudiar “caso por caso” su situación, aunque los afectados todavía no han recibido respuesta.

“Estamos en vilo”, admite Antonio, de 34 años, en el paro desde hace “dos y pico”. Criado en la UVA, vive junto a su mujer e hija pequeña en una casa que estaba deshabitada tras la muerte de su última inquilina. Son okupas, a su pesar. “Yo no quiero que me regalen nada, quiero pagar por mi piso, dentro de nuestras posibilidades. Hemos solicitado una vivienda mil veces, pero siempre nos dan largas. No tenemos más alternativa que la que ellos quieran”, añade aludiendo al IVIMA, y con el temor al desahucio instalado en su hogar. “La niña me pregunta cuándo van a venir a echarnos. Ella se ha criado aquí, y eso me encoje el corazón”.

La historia de su vecino Cristian, de 24 años, es parecida. “Estuve en casa de mis padres hasta que me casé”, cuenta el joven, que también es de la UVA. Tras el nacimiento de su hijo, que ya ha cumplido dos años, y sin apenas ingresos económicos buscó cobijo, como Antonio, en una de las decenas de viviendas del barrio que han quedado vacías tras décadas de espera de realojos que nunca llegan. Su familia sobrevive con los 450 euros de la Renta Mínima de Inserción, pero desearía un alquiler adaptado a sus ingresos. “Pedimos una solución, que no somos perros. Yo no me niego a pagar, y no estamos pidiendo nada del otro mundo”.

IMG_7721

La UVA de Hortaleza en El País

Los atascos burocráticos paralizan la UVA de Hortaleza

Hortaleza encierra en un único distrito contrastes brutales. Aquí está el parque del Conde de Orgaz, una zona entre las más adineradas de Madrid —que alberga el exclusivo Liceo Francés—, donde los chalés valen millones de euros. Pero a tres kilómetros de distancia, las estrechas calles de la UVA ostentan uno de los problemas habitacionales de mayor envergadura en la capital.

La noticia completa aquí.

1439324208_017015_1439324422_noticia_normal

 

Hortaleza Rebelde con la UVA de Hortaleza

El colectivo juvenil Hortaleza Rebelde realizó una acción este mes de agosto en solidaridad con l@s vecin@s de la UVA de Hortaleza: https://hortalezarebelde.wordpress.com/2015/08/24/mas-de-50-anos-de-mentiras-y-enganos/

52 años, ese el tiempo que llevan esperando las familias de la UVA de Hortaleza a ser realojadas.

La Unidad Vecinal de Absorción (UVA) de Hortaleza se construyó en 1963 con el objetivo de realojar a personas que vivían en casas con malas condiciones para ser habitadas de forma temporal hasta que todas las familias fuesen reubicadas en bloques de protección oficial. Durante el periodo que habitasen en las viviendas de la UVA, las familias pagarían una cantidad que posteriormente les daría derecho a ser propietarios de las casas que les asignasen.
Esto que acabamos de exponer es la teoría, que poco o nada tiene que ver con la realidad que han vivido y que aún viven muchos de los vecinos y vecinas.
La solución aparentemente justa para todas aquellas personas que se mudaron hace más de cinco décadas a nuestro barrio rápidamente chocó con los intereses especulativos de las instituciones madrileñas. El Instituto de Vivienda de Madrid (IVIMA), principal responsable de esta reubicación, se comprometió a que el periodo “temporal” anteriormente citado sería, como máximo, de cinco años. Además, no solo cambió de barrio gente con viviendas con malas condiciones de habitabilidad, también vinieron familias, cuyas casas se interponían en planes urbanísticos especulativos.
Por ello, si hablamos de la UVA de Hortaleza tenemos que hablar de familias expropiadas de forma forzosa, de familias engañadas, de desahucios y derribos, de familias que siguen sin ser realojadas y de familias que después de años, incluso décadas, viviendo en la UVA, han sido obligadas a ser inquilinas de viviendas que, en un principio, iban a ser en concepto de propiedad según lo prometido, y que ahora afrontan unos alquileres alejados de ser sociales. Pero sobre todo tenemos que hablar de la inhumanidad del IVIMA, que se niega a subrogar todos los contratos iniciales y dar opción al realojo a las segundas y terceras generaciones que a día de hoy siguen viviendo en esta parte del barrio. De hecho, lejos de esto, el IVIMA decidió considerarles ocupantes ilegales de sus propias casas, lo que supone que no dejen de sucederse los desahucios y la destrucción de suelos, paredes y casas para que las personas desahuciadas no puedan volver a las viviendas que pertenecieron a sus familiares.

Por todos estos motivos, lo decimos alto y claro: ¡IVIMA, BASTA DE MENTIRAS Y ENGAÑOS!

¡SOLUCIÓN DIGNA PARA TODAS LAS PERSONAS QUE VIVEN EN LA UVA DE HORTALEZA!
¡TODOS SOMOS LA UVA!

somoslauva somoslauva4

#SomoslaUVA en el acto de Gabilondo

Evidentemente ayer no podíamos perdernos el acto del candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, en La Cátedra. Por muchas promesas que nos hiciera, sabemos que estamos en campaña electoral, sabemos que es un papel en estas semanas, pero nosotras no olvidamos, y sabemos que ellos también ocuparon la dirección del IVIMA, sabemos que en sus manos también ha estado todo este tiempo el dar una solución a nuestras familias, pero no han hecho nada. Por ello, fuimos a que nos escucharan, a gritarles, a recordarles que no sólo existimos en campaña electoral.

Gracias al colectivo juvenil Hortaleza Rebelde por acompañarnos en esta tarde, da gusto ver a los jóvenes del barrio organizándose y peleando.

10923510_637121559756048_4214203335273413007_n 11150791_637093519758852_31886378141364612_n 11182100_637098699758334_3559118456508969495_n